sábado

ESPACIO CURVO


El espacio absoluto de Newton era el espacio de la experiencia cotidiana, con sus tres dimensiones: este-oeste, norte-sur, arriba-abajo.

Resultaba obvio, por la experiencia cotidiana, que existe uno y sólo un espacio semejante. Es un espacio compartido por toda la humanidad, por el Sol, por todos los planetas y estrellas. Cada uno de nosotros se mueve en este espacio en trayectorias y con velocidades propias, pero nuestra experiencia del espacio es la misma, independientemente de nuestro movimiento.

Este espacio nos proporciona nuestra sensación de longitud, anchura y altura; y de acuerdo con las leyes de Newton, todos nosotros, independientemente de nuestro movimiento, estaremos de acuerdo en la longitud, anchura y altura de un objeto, con tal de que hagamos medidas suficientemente precisas.

Pero todo cambió con Einstein y su Teoría de la Relatividad. El espacio es un ente tetradimensional, tres dimensiones espaciales más el tiempo, y se curva en las proximidades de las grandes masas que contiene. La línea recta deja de tener sentido cuando no se dibuja sobre un plano, y el Universo no es plano, sino curvo. Por eso la luz que procede de las estrellas rodea a las grandes masas antes de llegar hasta nosotros.

Einstein lo predijo y Eddington lo demostró.


No hay comentarios:

Publicar un comentario