martes

NOSOTROS LOS ROMANTICOS


NOSOTROS LOS ROMANTICOS es un viaje por los caminos sinuosos del espíritu, enraizando un pasado definitivamente perdido con un presente desesperanzador en el que no hay parcelas para el recuerdo. De producirse éste, lo hace de manera sutilmente dolorosa, porque la realidad cotidiana invita poco, o nada, a revivir otros tiempos en los cuales el autor se declara perdidamente sentimental.

Los amores perdidos, escapados o rotos desfilan por las páginas del libro como inútiles fantasmas que dejaron su huella, a veces muy profunda, en el ayer escrito en la memoria, pero su lejanía en el espacio y en el tiempo desenfoca su auténtico contenido, su verdadera esencia, su ambiguo valor.

Sin embargo, la emoción está en los poemas que pusieron letra a momentos inolvidables y que, con la perspectiva que siempre otorga el tiempo, parecen ahora hojas marchitas que arrastra el viento, gotas de lluvia sobre un árido paisaje de realidades, notas de un viejo piano que simulan encender los compases de una malograda canción de atardecer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada